La competencia de aguas frías protagonizó el fin de semana deportivo en Viedma

El Campeonato Argentino de aguas frías visitó la capital rionegrina por tercer año consecutivo y sumó admiradores que se acercaron a disfrutar del evento, donde 36 nadadores de diferentes puntos del país desafiaron los 9°c que registró el río Negro.

La cuarta fecha del torneo se desarrolló frente a la costanera viedmense con punto de llegada en la Escuela Náutica Provincial, ante la atenta mirada del público que acompañó y alentó a los nadadores.

En este sentido, el secretario de Deporte, Marcelo Szczygol aseguró que “estamos muy contentos de volver a recibir esta competencia en la que atletas preparados nos muestran el poder de la fuerza de voluntad para resistir las bajas temperaturas del agua durante un tiempo tan prolongado” y agregó que “cada vez son más los viedmenses que se acercan para disfrutar del evento y que se interesan por la disciplina”.

En esta fecha del torneo Brian Derbiz de Mar del Plata fue el primero en llegar en la prueba central de 2 km, seguido por Luigi Farace de Coronel Suárez y Raúl Ortíz de Bahía Blanca, mientras que en la distancia de 1 km el suarense Gonzalo Moyano arribó en primer lugar, delante de Lina Martínez de Santa Rosa y la local Jennifer Rossetti.

Cabe destacar que las clasificaciones del campeonato al finalizar las carreras se dividen en distintas categorías de acuerdo a varios ítems: género, con o sin traje de neoprene y edades.

De todas maneras en este torneo la camaradería se impone por sobre la competencia y los nadadores están muy atentos para ayudar a sus compañeros en pos de que todos superen el desafío y lleguen a la meta.

De esta manera Viedma volvió a disfrutar del Campeonato Argentino de aguas frías, con un número de espectadores que crece año tras año y con nuevos valientes nadadores que se atreven a desafiar al río Negro.