Playas imperdibles para disfrutar en Las Grutas

Visitar la costa atlántica rionegrina implica encontrarse con gran diversidad de paisajes, diversidad de servicios y atractivos turísticos ideales para disfrutar durante la temporada estival.

Esta región de Río Negro ofrece aguas cálidas y transparentes, playas abrigadas por altos acantilados, circuitos históricos, avistaje de fauna, variada oferta de ecoturismo, pesca embarcada y de costa, aventura, paseos náuticos, gastronomía típica y amplia oferta alojativa y de servicios.

La costa atlántica que bordea el golfo San Matías se caracteriza por sus playas solitarias, sus áreas naturales protegidas, ambientes prístinos, campos de dunas y restingas de grandes dimensiones.

Para para los más jóvenes hay playas top, como las que encontramos entre la primera y cuarta bajada de Las Grutas donde se concentra la mayor parte de la actividad del verano. Pero también hay playas algo más agrestes pero tranquilas e ideales para pasar tiempo en familia como Puerto del Este, Piedras Coloradas o el mismo San Antonio Oeste.

En todas los paisajes son únicos y con mayor o menor bullicio reina la tranquilidad propia de los patagónicos.

Las Grutas, no cabe duda, es desde hace años la playa que marca el ritmo del verano. Sus aguas cálidas, cuyas temperaturas en pleno verano pueden alcanzar los 25 grados, son únicas en Argentina, y están protegidas del viento por los acantilados que identifican al litoral patagónico. Es una playa para el descanso, la diversión, la degustación de los frutos del mar, pero también para los amantes de los deportes existen varias opciones como buceo, pesca, surf, parapente, entre otros.

Otras actividades para realizar son visitas a las plantaciones de oliva y fábricas de aceite y el Centro de Interpretación de avifauna. Alguna tarde realizar la excursión a la Salina del Gualicho para concer algo de su producción y sus mitos o también disfrutar con amigos alguna cena de platos típicos en base a pescados y mariscos, un clásico de Las Grutas.

En los últimos años Las Grutas también ha despertado el interés de grandes obras de teatro con reconocidos actores que durante el verano se mudan desde Buenos Aires a estas playas.

El Puerto del Este nació como un puerto de ultramar de aguas profundas principalmente para la exportación directa de fruta, jugo, cebollas y ajo de Río Negro. Hoy, además es un pequeño centro urbano que presenta gran actividad, se desarrolla como destino turístico y ya presenta variedad de oferta de alojamiento y gastronómica.

El lugar posee playas llenas de conchillas marinas -Playa de Las Conchillas también llamada Saco Viejo es la más conocida- son muy amplias, con aguas de un color azul turquesa y una amplitud de mareas que otorga la sensación de estar en soledad en la imnensidad de la playa. El agua tienen la misma temperatura que en Las Grutas, que en verano oscila entre los 20 y los 24 grados. Junto a Punta perdices aparecen como lugares imperdibles para disfrutar de las mejores playas solitarias del lugar.

La playa Piedras Coloradas se encuentra a menos de 5 kilómetros de Las Grutas y es muy visitada por quienes buscan alejarse del clásico bullicio de los concurridos paradores.

Aquí, inmersos en el paisaje rojizo de las rocas que dan el su nombre a la playa, rodeados de imponentes médanos podemos probar como es la experiencia de surfear en la arena, el sandboard, o solicitar prestado algún libro en la biblioteca construida en adobe.

Las caminatas son uno de las principales actividades del lugar. Incluso, cuando hay marea baja, es muy frecuente llegar caminando hasta esta playa. También se puede realizar cabalgatas, pesca de costa y acampar.